DE MUERTE Y ANALGÉSICOS


Como la muerte es un final advenedizo
radical, casi nunca bienvenido
con sus complicaciones para tus supervivientes
has elegido en vez morir a plazos
suicidarte sonriendo

y en nubes de nicotina,
shots de tequila, y cerveza a espuertas
en la complicidad tardía
y las sonrisas de los desconocidos
se arrastra tu vida

Muerte a plazos
un desgranar tus días lentamente
olvidarse de los subtotales
que pagarás más tarde

creer que de pronto sabes otra vez volar
recorrer flotando las calles mojadas de la madrugada
desleir las barreras de la moral y del tiempo
por unas horas

Noches de muerte y analgésicos
pequeñas muertes pospuestas
por el poder de sustancias externas e internas
y luego blancas tabletas efervescentes
en vasos de agua sobre la mesilla

Y perderle el miedo a la mañana
y amanecer y seguir vivo
palpitante pero sonriente
y que la muerte aún no haya logrado
cuadrar cuentas contigo

8 comentarios:

Gloria dijo...

tengo que dejar de tomar paracetamol, no hace efecto contra ciertas cosas

Ignacio Elola dijo...

ENORME

A mi los analgésicos siempre me han sentado fatal...

U.B dijo...

Hostien, Juan, qué tremendo, tío. Parece un poema de un hombre de ciencias, que suelen ser bastante directos.

e dijo...

a ver esa visita
cuándo llegas tío??
además mañana celebramos mi cumple
¡¡¡¡TIEMBLA BARCELONA!!!!!

vamos a tener un resaca de muerte!


salud!

Amanda dijo...

Los que no son "suicidas" sospecho... que no saben vivir.
Un saludo.

Dani dijo...

Si quitarse la vida nos libera del miedo a la muerte, como dijo Shakespeare (según Fernando Fernán gómez en Belle Epoque), supongo que darse la vida es perder el miedo a la muerte.
Qué difícil es todo esto, Juan. Supongo que vivir también tiene que ver con dejarse de ecuaciones.
Recuerdo que cuando estaba más jodido me decías que ójala siguiera así para escribir mejor. jajaja.
Yo no soy tan cabrón. Por si te sirve de algo, deseo que estés bien.
Espero darte un gran abrazo cuando te vea.

Enredada dijo...

Entiendo lo que decís, pero también entiendo que hay que ponerse de pié y lucharla, la vida es difícil, y las sonrisas se escapan como el viento, pero es mejor enfrentarla y no morir de a poco.
un abrazo
(mirá quien habla!!!)

Medicina General dijo...

Los opioides narcoticos son muy usados para el tratamiento del dolor pero los medicos son los unicos que la pueden prescribir…
La codeína es una sustancia que también proviene de la morfina y se utiliza para la elaboración de jarabes contra la tos. Los efectos al consumirlas y las consecuencias de esta droga son peligrosos. Uno de sus principales efectos es que mitigan el dolor, razón por la cual se usan como analgésicos. Su consumo provoca euforia, despreocupación, relajación y bienestar. Más tarde el usuario se vuelve introvertido y solitario. Paralelamente se pueden presentar nauseas y vómito, sensación de calor y depresión.