A VECES VUELVE


A veces vuelve, pertinaz, la tristeza,
regular y cíclica, como la marea,
construiremos castillos sobre la arena,
compactados con la sal de nuestros ojos
abriremos balsas, canales y presas
que la detengan, que como viene vuelva

A veces regresan, plomizas, las nubes
tiñendo el aire e inundando la tierra
mas prometemos bailar bajo paraguas
rojo fuego, alzar la vista y beber,
de la lluvia gris con la sonrisa puesta

Otras veces ilusión y confianza
vuelven de la mano. A veces regresa,
Sí, el amor, renovado, en primavera
Que corra el aire, que la luz nos anegue.
Aquí está por fin, abridle la puerta.

15 comentarios:

UB dijo...

Como que cuando tiene que llegar se mete hasta por las rendijas de las persianas, o entre las piezas de un submarino, si es menester.

Marcus Versus dijo...

nos debemos unas cañas, así, de hombre a hombre.

un abrazo pini!!!

Reyes dijo...

Puta melancolía primaveral. Menos mal que sabes cómo suavizarla.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Estos versos son muy buenos:

"A veces vuelve, pertinaz, la tristeza,
regular y cíclica, como la marea"

Un abrazo

Art Unlocated dijo...

He leído en tu blog, en el de Silvia, los papeles de Carlos que me llevé del Bukowski, y creo que sois realmente buenos, mucho mejor de lo que imaginaba.
La verdad es que me resultas familiar como si te conociera de antes, me ratifico cuando dije que eres todo un héroe, un héroe que cree estar de vuelta de todo pero en realidad no lo está, y la verdad es que es mejor así.
Es difícil encontrar alguien con quien poder charlar, tuve suerte el otro día y como me he animado he creado un blog que ahora está vacío, pienso colgar algunas obras de Lola y si me atrevo algún escrito.

MartaNoviembre dijo...

Los mismos versos que señala Leo me han hecho sonreir para empezar el día. Precioso, Juan! Un beso

Violeta dijo...

..un final esperanzador, Juan, para un poema que es real como la vida misma ..:)
Gracias siempre por tus comentarios preocupados, cariñosos y animosos... Besos!

Dani dijo...

Teleoperar y estudiar impidió ayer que me lloviera este poema, sin paraguas y con sonrisa interna esperando para darte toda la luz que necesites.

Tenemos la puerta abierta,
los corazones levantados
comunicando intelijencia.
Los ojos cerrados,
las paredes desvaneciéndose
con el Verbo preparado
para la salutación comunicada
entre las estrellas
de nuestros límites más recónditos.

Amanda dijo...

"La noche tiene la forma de un grito de lobo"
(A. Pizarnik)
Magínifico tu poema... así es nuestra vieja tristeza. Un saludín.

ynarud dijo...

Estaba bloggeando y te encontré…
Como dices en tu poema, por cierto genial, “ a veces vuelve” pues yo volveré.

Un saludo

FÉLIX LOBOS dijo...

A veces vuelve, pertinaz, la tristeza,
regular y cíclica, como la marea,... suele suceder...

Salud... siga escribiendo poemas, hacen falta más poetas...

gsus dijo...

me dejas como la cartulina agujereada de un niño de preescolar
que se pasó toda la tarde con un punzon intentando seguir el esbozo
de lo que pretendia ser una manzana

...triste, pero sonriente.

hacía mucho tiempo que no leía nada igual...y viniendo de ti estaba tardando.

bravo juan. abrazos

Gacelo dijo...

Cómo llegar a Sacedón en:


http://gamoondra.blogspot.com/

FidiasNet dijo...

Me ha gustado especialmente este poema.

Bandolero Maldítez dijo...

Ojalá fuera tran fácil abrir la puerta a la alegría, aunque a veces me muera de ansia por querer sentirla. Menos mal que nos quedan poemas como este para recordarme que sí, que se puede. Abrazos.